Padre Gustavo Le Paige, un hombre con mucha calidad humana