Pilpilco, tierra prometida del carbón