Termas del Flaco: Patrimonio natural en verano