Quilicura: educación de ayer, educación de hoy