Carlos Hollander, el maestro de la calle La Bombilla