Juan Cabello, Labrador de un oficio milenario